Inspiración Montfortiana

1. San Luis María Grignion de Montfort es el Fundador y Padre espiritual de la Congregación de los Misioneros de la Compañía de María (Societas Mariæ Montfortana). De acuerdo al proyecto del Fundador, ésta responde al querer de Dios y a una necesidad en la Iglesia.

 

2. Montfort, en virtud de su carisma personal, captó e iluminó el designio salvífico: Jesucristo, Sabiduría de Dios, vino al mundo por medio de la Virgen María, con el fin de instaurar el Reinado de Dios y, para continuar sumisión, envió apóstoles. En fidelidad a esta visión del plan de Dios, Montfort instituyó a los Misioneros de la Compañía de María.

 

3. En efecto, “por medio de la santísima Virgen vino Jesucristo al mundo y también por ella debe reinar en el mundo” (VD 1).

4. El Fundador proyectó su Compañía a imagen de la comunidad de los apóstoles: el Señor fue llamando a los que él quiso y se fueron con él. Nombró a doce para que fueran sus compañeros y para enviarlos a predicar (Mc 3,13-14). De igual modo, nuestra comunidad apostólica nace del encuentro con el Señor y de su llamada, que pasan de ordinario por los signos de los tiempos. Luego de elegirnos, nos reúne para ser sus compañeros y los pregoneros de su Evangelio.

5. Dejándolo todo, lo siguieron... (Lc 5,11). Montfort comprendió en plenitud la absoluta disponibilidad que Cristo pedía a sus apóstoles para seguirlo y partir, por orden suya, a proclamar el evangelio.

 

Para asegurar esa disponibilidad perfecta al servicio del Reino, Montfort quiso que sus misioneros, sacerdotes y hermanos, se vincularan a Cristo de manera permanente por medio de votos en la Compañía.

 

6. La Compañía de María es una congregación religiosa clerical consagrada al apostolado: en cuanto tal la ha reconocido y aprobado la Iglesia, declarándola de derecho pontificio. La regla, en expresión del Fundador, fue escrita para “los sacerdotes misioneros de la Compañía de María”; pero en ella indica que en la Compañía se recibe también a “hermanos legos” (RM 4). Estos son religiosos con igual título que los sacerdotes y miembros plenos de la Compañía de María (RM 5ss).

 

7. En función de la naturaleza esencialmente misionera de su Compañía, Montfort quiso que la comunidad, las estructuras, las costumbres y el gobierno estuvieran al servicio de la misión. En fidelidad al carisma del Fundador, nuestra consagración religiosa y mariana se expresa por medio de una vida profética y promotora de renovación en la Iglesia y en el mundo.

Quiénes Somos

Gobierno

Montfortianos Hoy

Regla Fundamental

 

I.  Súplica ardiente

II. Regla de los Sacerdotes Misioneros

    de la Compañía de María

III. A los Asociados de la Compañía de María

 

Constituciones y Estatutos

 

 I.   Inspiración Montfortiana

II.   Misión de la Compañía

III.  Vida religiosa apostólica

IV.  La formación para la vida montfortiana

V.   Gobierno

VI.  Finanzas

Gobierno General

P. Santino Brembilla, smm

Superior General

Roma

 

Gobierno Provincial

P. Gonzalo Tabares Builes, smm

Dg 53D  No. 24-49

Tel. 248 1098

Fax 310 2721

Bogotá D.C.

 

Consejeros Provinciales:

P. Jaime Oved Cabrejo Ruiz, smm

P. Benigno Zorro Corredor, smm

P. José Luis Sandoval Romero, smm

P. Edmer Iván Salgado, smm

Historia

La Compañía de María

 

Esta historia de la Compañía de María no pretende ser exhaustiva. Quizá algunos lectores queden decepcionados al no encontrar en ella detalles que hubieran querido conocer. La finalidad de este trabajo no es ser una compilación detallada de la vida de la Congregación. Si se tratara de relatar todo, sobre todo lo referente al siglo XX, serían necesarios varios volúmenes.

 

La Historia de la Compañía se divide en seis capítulos:

 

I.    La fundación

II.   Los comienzos: desde la muerte del Padre de Montfort hasta la

      Revolución Francesa en 1789

III.  La tormenta: período de la Revolución hasta el Concordato de

      1801

IV.   La renovación: el siglo XIX hasta 1871, año de la primera

      fundación fuera de Francia

V.    La expansión internacional: período de crecimiento rápido de

      la Congregación, cuyo nivel máximo se da en 1966

VI.  Hacia un nuevo equilibrio: del comienzo de la recesión en

      1966 hasta 1996, año en que termina el relato de este

      libro  con la visita del Papa Juan Pablo II a San Lorenzo, el

      19 de septiembre.

 

Michel Bertrand, S.M.M.

 

Nuestra Señora de Marillais, Francia, septiembre 29 de 1997

Sitio Web de la comunidad de los Padres Montfortianos en Colombia.

Dirección General: Diagonal 53 D No. 24 - 49 Barrio Galerías

Teléfonos: 57-1 248 10 98 - 57-1 235 51 12 - Fax: 57-1 310 27 21

Bogotá, D. C. - Colombia

Todos los derechos reservados © 2014